Los puntos vuelven a quedarse en casa

Las chicas de Filipenses se enfrentaron a Baloncesto Tierra Burgos en su cancha, en el Pabellón Marta Domínguez, consiguiendo una cómoda victoria por 12 puntos.

Sara Carmona y Laura Cembranos

El equipo de Primera Nacional Femenina del Club Deportivo Filipenses se presumía favorito en el encuentro correspondiente al partido número siete de la temporada. Enfrente tenía al conjunto Baloncesto Tierra Burgos que ha comenzado la liga sin atino, sumando con esta derrota la sexta en lo que va de temporada, a falta de un partido. A pesar de tener un reconocido entrenador, Evaristo Pérez, exseleccionador nacional y natural de Burgos, la técnica no está de su parte y todavía no han dado con la tecla de la efectividad.

Equipo Nacional de Filipenses tras un partido

Equipo Nacional de Filipenses tras un partido. Fuente propia

La plantilla de las burgalesas se compone de jugadoras grandes físicamente en la zona, destaca Bea Moro, de 1.91 metros de altura. Por ello, entre otras cosas, el juego interior de Filipenses se vio muy mermado en todo el encuentro a causa de la superioridad física de sus rivales. En cuanto a los rebotes, el Tierra Burgos llevó la voz cantante a lo largo del partido.

A pesar de que las chicas de Filipenses no dejaron buenas sensaciones sobre el parqué de su cancha, consiguieron ponerse por encima en el marcador notablemente durante el primer periodo con un 12-6. Su peor actuación tuvo lugar en el segundo cuarto, en el que la distancia en el marcador rondaba los tres puntos. Se sucedieron dudas e imprecisiones, malas decisiones en ataque y fallos en defensa que no permitían alcanzar una diferencia mayor a diez puntos, que se presumía alcanzable antes del encuentro. El tercer cuarto finalizó con un 37-27 en el luminoso.

Como ya viene siendo habitual, las palentinas tuvieron dificultades en el tiro exterior, las estadísticas empeoraron con respecto a la semana pasada mostrando en el último encuentro un acierto 2/23 en tiros de tres puntos lanzados, aspecto que sigue lastrando a las palentinas.

El resultado final, 49-37, maquilló las carencias de juego del Filipenses traduciéndose en la tercera victoria de la temporada. Según pudo saber este medio, el entrenador del equipo, Quique Megido, asumió el mal partido realizado por su equipo, pero valoró muy positivamente la victoria en liga en un partido en el que Filipenses estaba obligado a ganar.

Filipenses tendrá que seguir trabajando para su próximo enfrentamiento que tendrá lugar el sabado 29 de noviembre a las 19:15 h en Gijon, ante Ascensores Tresa que suma tres victorias y tres derrotas en liga. A pesar de lo igualado de las trayectorias, las palentinas tienen el hándicap de jugar fuera de casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s